Marcha por la Vida 2012

De izquierda a derecha, Greisy Baca-Flores, Tom Ruzicka, Nataly Ullua Díaz y julia Gómez. Estos son parte del grupo de jóvenes de la Diócesis de Kansas City-St. Joseph durante la marcha por la Vida 2012 en Washington, DC.

Por Raiza Guevara

El pasado 23 de Enero se celebró en la ciudad de Washington, D.C. La marcha por la vida, esta se lleva a cabo un día después del 39 aniversario en el que la Corte Suprema en el caso Roe v Wade legalizó el aborto en 1973 en los Estados Unidos. Las estadísticas dicen que el aborto ha matado a por lo menos 50 millones de bebes, este holocausto es visto como un derecho de la mujer para elegir lo que es mejor para ella sin pensar que la vida comienza en el momento de la concepción y que solo Dios el creador puede tomar la decisión de la vida o la muerte.

A pesar de la lluvia y el intenso frio fueron 400 mil personas las que marcharon por las calles de la capital para gritar, cantar, orar y hacer sentir a los que no tienen voz. Sin embargo, el gran ausente fue los medios de comunicación masivos que solo publicaron a una docena de personas que están a favor del aborto y que protestaban en contra de la marcha.

Greyse Flores, es una de las jóvenes de la parroquia de la Santa Cruz de Kansas City. Ella fue parte del grupo de 200 personas que viajaron en 4 autobuses por 24 horas desde Kansas City para llegar a la marcha. Greyse comenta en nuestra conversación a cerca de su primera experiencia en la marcha que aunque ella tenía frio, estaba mojada por la lluvia y que sus pies le dolían por la caminada.

Esto no era nada comparado con el sufrimiento de los testimonios de las mujeres que por alguna circunstancia de la vida han asesinado a sus hijos por medio del aborto y que ahora forman parte del movimiento pro-vida, el aborto no solo mata bebes, también lastima el alma, el cuerpo, el espíritu de quien lo practica y te separa de la gracia de Dios.

Greyse dice que esta experiencia cambio su vida y que desde ahora en adelante ella ayudara a cualquier persona que lo necesite, para evitar un aborto más y enseñar a las madres que hay otras alternativas diferentes como la abstinencia y la adopción.

El plan de Greyse para el próximo año es de llevar a sus hermanos menores a la marcha por la vida y también invitar a otras personas a participar y que si no puedes ir a Washington, ores por los no nacidos y para cambiar corazones. Dios les bendiga.

Por Raiza Guevara, voluntaria del Sagrado Corazón Guadalupe

 

 

Tags: 

Saturday
August 19, 2017
Newspaper of the Diocese of Kansas City ~ St. Joseph