Una Forma de Mostrar la Inconformidad por el Aborto

De izquierda a derecha, Victoria Gonzalez, Bishop Robert Finn, y Rodrigo Gonzalez

Por Rodrigo González

204 pelegrinos partimos hacia Washington DC el 21 de Enero a las 7 de la mañana, el viaje aproximado de unas 1100 millas (una vía) toma 22 horas. Entre los pelegrinos que en su mejoría eran jóvenes de secundaria se encontraban también 16 de ellos que eran seminaristas religiosas y sacerdotes, El peregrinaje es organizado por la diócesis de Kansas City –St. Joseph en su oficina de respecto a la vida, nos trasportamos en 4 buses.

Llegamos a Washington a eso de las 8 de la mañana el Domingo 22 tuvimos la oportunidad de asistir a la Misa en la basílica de la inmaculada concepción. Después nos registrarnos en el hotel tuvimos unas 4 horas de turismo. Luego fuimos de nuevo a la basílica a la misa de vigilia por la vida donde más de 20 feligreses se juntaron a celebrar una misa inolvidable.

Al regresar al hotel nos encontramos con una recepción para nuestra cena (piza) y nuestro huésped fue nada más que el obispo de nuestra diócesis Robert Finn compartió con nosotros y nos dio grandes palabras de ánimo para seguir enfrentando esta causa y se sintió orgulloso de ver a tantos jóvenes.

La marcha tomo lugar el lunes 23 empezando para nuestro grupo con una misa para los jóvenes a las 6:00 am donde asistimos con unos 20 mil otros jóvenes de todas partes de el mundo. Después de la misa nos movimos en grupo al lugar donde empezaríamos a marchar.

La distancia de la marcha es de una milla pero con tanta gente se tarda unas 3 hora en hacer el recorrido asta llegar a la corte suprema donde se hacen testimonios y por supuesto se reza mucho con devoción para que se termine este holocausto de murete a nuestro futuro.

Con mi hija Victoria (de 13 años), tuvimos la oportunidad de participar este año en esta marcha por la vida de una pequeña forma demostrar al gobierno de los Estados unidos nuestra indiferencia hacia la legalización de el Aborto y la muerte de mas de 53 millones de niños inocentes por la decisión de el caso de Roe vs Wade hace 39 años.

Esta fue una experiencia que probo ser de crecimiento espiritual e informativo puesto que durante el viaje se nos enseña la realidad del aborto, como este afecta a todas las personas, como estar listo para defender la posición de nuestra fe y ser caritativos con aquellas personas que se opones a esta realidad. También se enfoco mucho en nuestros jóvenes en la importancia de vivir la castidad, puesto que según las estadísticas 85% de los abortos en los estados unidos ocurren en mujeres que no están casadas.

También se presento información de cómo muchos de los ataques de grupos abortistas se hacen hacia grupos y en comunidades de minorías como a los hispanos. Es importante estar informados y listos a responder con diferentes opciones disponibles si en algún momento tú te encontraras en una situación en que pudieras ayudar a una mujer a no cometer un pecado como es el abortar una creatura de Dios.

El crecimiento espiritual que vivimos también fue maravilloso, puesto que viajamos con seminaristas religiosas y sacerdotes de nuestra diócesis por supuesto en la presencia del Señor, tuvimos tiempo para testimonios y oraciones pidiendo por un cambio que necesitamos en nuestra sociedad.

Esta es una experiencia que es necesario vivirla, muchas veces conocemos de los problemas que nos afectan pero no encontramos la forma de expresar un desacuerdo o una opinión, la experiencia que viví junto a mi hija victoria es algo que no se puede poner en palabras, poder demostrar lo que tu crees en una acción es una enseñanza prodigiosa a nuestros hijos que ningún libro, película, conferencia puede superar.

Los caballeros de colon tienen una gran presencia en esta marcha no solo organizan todo lo que es el recorrido pero como tú sabes donan recursos como máquinas para sonograma que se utilizan en clínicas donde madres que piensan abortar al mirar estas imágenes de las criaturas en sus vientres cambia su decisión.

Por Rodrigo González, de la Parroquia de Nuestra Señora de la Presentación, Lee’s Summit, MO

Tags: 

Monday
August 21, 2017
Newspaper of the Diocese of Kansas City ~ St. Joseph