Young Latinos catch the flame of Christ’s mercy

0819_KCCJCPicBy Miguel Salazar and Edith Montes

How do we become witnesses of God’s Mercy? At the 4th Annual KC Hispanic Catholic Youth Conference (KCCJC 2016 – Kansas City Conferencia de Jovenes Catolicos) last Saturday, Bishop Johnston gave an answer in his homily to about 150 people including youth, young adults, parents and volunteers at the closing mass in St. John Francis Regis Parish. “You stop, drop, and roll!” With smiles and chuckles from the congregation, he went on to explain that first we must stop what we are doing, drop to our knees in prayer, and then roll with Jesus! Only then can we be “on fire” as Christ desired in the Gospel of the day (Lk 12: 49-53), and come to share His mercy with the world around us.

Bishop Johnston’s words wrapped up an exciting weekend that began the night before with the Hispanic Ministry’s Diocesan Concert of Mercy at Sacred Heart-Guadalupe Parish. About 60 young adults, youth, and area families came together for a special mass celebrated by Fr. Darvin Salazar and Fr. Luis Felipe. As pastor of the parish, Fr. Salazar encouraged the attendants to prayerfully go through the main door of the church, beautifully decorated with flowers and banners, as this parish is one of the seven locations chosen by the Bishop to host a Holy Door for the Extraordinary Jubilee Year of Mercy.

Afterwards, in the parish hall, the aromas of burritos, tamales, enchiladas, empanadas, and cheese cakes filled the air as several groups generously rallied together from Our Lady of Presentation, Los del Camino de Emaus of Holy Cross and Sacred Heart-Guadalupe, with proceeds going to the Hispanic Youth Ministry of the Diocese. After a stirring talk on living out mercy by Fr. Andres Moreno, followed the precession of the Blessed Sacrament throughout the church by Fr. Darvin Salazar and seminarian Elvis Aguilar, while Fr. Paul Turner and Fr. Luis Felipe offered the sacrament of confession, making the conditions for the Jubilee Year indulgence available for many. To finish off the night came the renowned music ministry from New York City: Joan Sanchez + Rio Poderoso Band. They shared their well-known praise and worship songs like “Rey de mi Vida” and “Yo necesito más de ti”, encouraging those present to persevere in the faith.

And if that Friday night of reconciliation and mercy were not enough, the next day showed another outpouring of grace at O’Hara High School during the Conferencia de Jovenes Católicos, with the theme “Witnesses to His Mercy” (Titus 3: 4-6). In a totally bilingual and bicultural setting, many young Latino Catholics came together to grow in their faith from area parishes, especially the urban communities of Holy Cross, Our Lady of Peace, St. Anthony, Sacred Heart-Guadalupe, St. Matthew and also from St. Sabina in Belton and Our Lady of the Presentation in Lee’s Summit.

The youth enjoyed activities and presentations that focused on living out mercy in every aspect of life, from family and school to relationships and vocation. After giving a breakout session on apologetics, Norma Molina from the Bishop Helmsing Institute observed that these young people sincerely want to know why the Church teaches certain things; for example, on issues of sexual morality. She encouraged taking the approach of natural law to start the conversation.

Later in the gymnasium, seminarians Elvis Aguilar and Randolfo Lemus joined with Campus Ministry Director Stephanie Pino-Dressman of Notre Dame de Sion, on a panel to discuss spirituality, Theology of the Body and self-esteem. At one point, Pino-Dressman shared her story of growing up in a Hispanic family in Belen, New Mexico and the reality of living in-between two cultures. Another morning panelist was Sister Lourdes from the Sisters Servants of Mary, a religious community in Kansas City, KS that cares for the sick and the dying. She shared how her vocation is “a very hidden and intimate way of life in service to and contemplation of the dying Christ, like Mary at the foot of the Cross”.

Several organizations sponsored the event, including Rancho Grande Cantina, Sisters of St. Joseph of Carondelet, Benedictine College, Avila University, ProShred, la Familia Martinez-Arjona, Conception Abbey, the Diocesan Offices of Respect Life, Human Rights, Hispanic Ministry and Youth Ministry as well as eight Missouri Knights of Columbus councils.

Now, as the participants of the conference head home and begin a new year of school, they take this powerful experience -this flame of Christ- into the world around them, and as Bishop Johnston said, “go roll with Jesus”.

Jóvenes Hispanos Reciben el Fuego de la Misericordia de Cristo

Por Miguel Salazar y Edith Montes

¿Cómo nos convertimos en testigos de la misericordia divina? Durante la IV Conferencia Católica de Jóvenes Hispanos de Kansas City, nuestro obispo Johnston explicó cómo hacerlo a aproximadamente 150 personas incluyendo jóvenes, voluntarios y familias durante la misa, al final de la jornada, en la parroquia de San Regis. En la homilía les recordó la técnica de “parar, echarse al suelo, y moverse” usada como instrucción en caso de incendio. Los asistentes respondieron con sonrisas al escuchar esta analogía para comprender el Evangelio del día (Lc. 12; 49-53). El monseñor explicó que primero debemos parar lo que estamos haciendo, luego echarnos al suelo de rodillas a orar, y finalmente movernos y andar con Jesús, de esta forma recibiremos el fuego de Dios que Jesús deseaba que llegara a la tierra, para así, luego compartir la misericordia del Señor con todas las personas a nuestro alrededor.

Con estas palabras, el Reverendo Obispo concluyó el emocionante fin de semana que se inició la noche del viernes en la parroquia de Sagrado Corazón-Guadalupe, donde tuvo lugar el Concierto Diocesano de Misericordia. Cerca de 60 personas, jóvenes, padres de familia y voluntarios, comenzaron la velada celebrando la Santa Misa que fue celebrada por el Padre Darvin Salazar y Padre Luis Felipe Suárez. Siendo la Parroquia una de las siete escogidas por el Rev. Obispo para recibir el honor en el año Santo de la Misericordia, su pastor, el Padre Salazar animó a todos los asistentes a pasar por la Puerta Santa, que estaba adornada por bellas flores y banderas. Después de la misa, los asistentes fueron invitados a compartir la cena en el salón parroquial, el rico olor de burritos, tamales, enchiladas, empanadas colombianas, postres de queso y más inundaban el lugar, gracias a que generosamente las comunidades parroquiales de Nuestra Señora de la Paz, Nuestra Señora de la Presentación en Lee’s Summit, Holy Cross, la comunidad Los del camino de Emaús y Sagrado Corazón-Guadalupe donaron estos platillos con el fin de apoyar en el recaudo de fondos para el sostenimiento de La Pastoral Juvenil Diocesana. Luego, en esta noche de Misericordia, mientras recibíamos una profunda enseñanza del Padre Andrés Moreno sobre el año de la misericordia y sobre cómo podemos vivir la misericordia en nuestra cotidianidad, los sacerdotes Paul Turner y Luis Felipe administraron el Sacramento de la confesión, haciendo posible la indulgencia para muchos; acto seguido, el Padre Darvin Salazar junto con el Seminarista Elvis Aguilar comenzaron la poderosa oración de la noche a través de la procesión con el Santísimo por la parroquia, todos los asistentes elevaron cantos y oraciones y se encontraron de manera íntima y comunitaria con Jesús Eucaristía; al final de la noche, el reconocido ministerio de música Joan Sánchez + Rio Poderoso Band de Nueva York interpreto sus alabanzas bien conocidas como “Rey de mi Vida” y “Yo necesito más de ti” invitando a los asistentes a perseverar en su caminar de fe.

Como si la noche de Misericordia no hubiese sido suficiente, la gracia de Dios se derramó el día siguiente en O’Hara High School durante la Conferencia Juvenil Hispana titulada “Testigos de su Misericordia” (Tito 3; 4-6). Esta iniciativa de evangelización, siendo completamente bilingüe y bicultural, reunió a muchos jóvenes católicos hispanos para hacer crecer su fe y vivir la fraternidad. Vinieron de varias parroquias locales, especialmente las de la Santa Cruz, Nuestra Señora de la Paz, San Antonio, Sagrado Corazón-Guadalupe, San Mateo, Santa Sabina en Belton y Nuestra Señora de la Presentación de Lee’s Summit.

Los jóvenes disfrutaron de varias actividades y presentaciones enfocadas en cómo vivir la Misericordia en todo aspecto de la vida, incluyendo la familia, la escuela y sus relaciones interpersonales y afectivas, así como también el discernimiento de su vocación. Después de haber dado una plática sobre apologética, la maestra Norma Molina del Instituto Obispo Helmsing hizo referencia a que estos jóvenes quieren intensamente saber por qué la Iglesia Católica enseña ciertas cosas como por ejemplo la moral sexual, ella animó a los asistentes a reflexionar sobre este tema observando el hecho de la ley natural como punto de partida. Luego en el gimnasio, los seminaristas Elvis Aguilar y Randolfo Lemus se combinaron con la directora del ministerio pastoral, señora Stephanie Pino-Dressman, de la secundaria Notre Dame de Sion para discutir como panelistas los temas de la espiritualidad, teología del cuerpo, y autoestima. Durante la charla, Pino-Dressman compartió la historia de su infancia y la realidad a la que se enfrentó al vivir entre dos culturas, siendo su origen el de una familia hispana en Belén, Nuevo México. Otra panelista de la mañana era la hermana Lourdes de las Hermanas Siervas de María, una comunidad religiosa que cuida de los enfermos y moribundos, ubicada en Kansas City, Kansas. Ella explicaba que su vocación “es una vida muy escondida e íntima en contemplación de Jesús al punto de morir, con María al pie de la cruz.” Durante el día, Joan Sánchez + Rio Poderoso Band brindaban a la conferencia su impactante ministerio de música, especialmente para la sesión inicial y la adoración del Santísimo antes de la celebración de la Santa Misa.

¡Agradecemos especialmente a los seminaristas, diáconos, sacerdotes, religiosas y laicos por dar las enseñanzas! Y por la primera vez, estamos bendecidos con el apoyo que nos bridaron varios padrinos y madrinas de la comunidad, incluyendo Rancho Grande Cantina, Sisters of St. Joseph of Carondelet, Benedictine College, Avila University, ProShred, la Familia Martinez-Arjona, Conception Abbey, las oficinas diocesanas de Pro-Vida, Derechos Humanos, Ministerio Hispano, y Ministerio de Jóvenes, y de manera especial un agradecimiento a los Consejos de los Caballeros de Colon quienes desde la primera Conferencia nos han apoyado con recursos económicos y donación generosa de su tiempo. ¡Dios los bendiga mucho!

Todo esto se hace posible gracias a la dedicación de Edith Montes, Coordinadora Diocesana de la Pastoral Juvenil Hispana; el Padre Darvin Salazar, que ha acompañado muy fielmente a la pastoral juvenil hispana desde su inicio en 2013; y especialmente los 22 jóvenes del comité de base, llamado – Programa de Liderazgo en Pastoral Juvenil Hispana “Los Doce”. Igualmente, un especial agradecimiento a William Medina (estudiante de ultimo año de música en Benedictine College), quien dedicó su tiempo en conformar y dirigir musicalmente nuestro Primer Coro Juvenil Diocesano. Este grupo de jóvenes, conformado por varias parroquias con Ministerio Hispano de nuestra diócesis, se reunieron por más de seis meses para planificar este fin de semana de evangelización, y con un gran deseo de ver la chispa crecer. ¡Ahora, ya que los participantes se han regresado a sus casas y empezado un nuevo año escolar, llevan consigo el fuego de Cristo, listos para echar fuego sobre la tierra e ir con Jesús como dice nuestro obispo “Anda con Jesús!” ❏

 

Tags: 

Tuesday
September 27, 2016
Newspaper of the Diocese of Kansas City ~ St. Joseph