Canta Al Señor en la Liturgia

Por Padre Andrés Moreno

El sábado 28 de abril, fue convocada a nivel diocesano una taller de estudio generalizado sobre la música en la liturgia y los cantos litúrgicos durante la celebración de la Eucaristía; conferencia que se llevo a cabo en el Salón Cardenal Baum de la cancillería de nuestra diócesis y evento que fue patrocinado por la oficina para el Culto Divino de la Diócesis y co-patrocinado por la Asociación Nacional de Músicos Pastorales local con sus siglas en Ingles (NPM).

Los conferencistas fueron los sacerdotes Pablo Turner, párroco de la Catedral y director diocesano de la Oficina del Culto Divino, y el Padre Andrés Moreno Párroco de la Parroquia de San Antonio en Kansas City.

El padre Pablo, hablo de la importancia de la música en la liturgia desde los documentos de la Iglesia. Como dice la Sacrosantum Concilium # 112: “La tradición musical de la Iglesia universal constituye un tesoro de valor inestimable, que sobresale entre las demás expresiones artísticas, principalmente porque el canto sagrado, unido a las palabras, constituye una parte necesaria o integral de la Liturgia solemne… La Música Sacra, Por consiguiente, será tanto más santa cuanto más íntimamente se halle unida a la acción litúrgica…Además, la Iglesia aprueba y admite en el culto divino todas las formas de arte auténtico, siempre que estén adornadas con las debidas cualidades.”

El Padre Andrés hablo de los cantos litúrgicos dentro de la misa y también las razones por las que no debemos cambiar o arreglar las oraciones que se han hecho canto en la celebración de la Eucaristía, como el Padre Nuestro, el Cordero y el Señor Ten Piedad. También se explico sobre las razones de cantar en la Liturgia:

El canto expresa y realiza nuestras actitudes interiores. Expresa las ideas y los sentimientos, las actitudes y los deseos. Es un lenguaje universal con un poder expresivo que muchas veces llega a donde no llega la sola palabra. En la liturgia el canto tiene un función clara: expresa nuestra postura ante Dios (alabanza, petición) y nuestra sintonía con la comunidad y con el misterio que celebramos. El canto hace comunidad. El canto pone de manifiesto de un modo pleno y perfecto la índole comunitaria del culto cristiano. Cantar en común une. Nuestra fe no es sólo asunto personal nuestro: somos comunidad, y el canto es uno de los mejores signos del sentir común. El canto hace fiesta. El valor del canto es el de crear un clima más festivo y solemne, ya sea expresado con mayor delicadeza la oración o fomentando la unidad. “Nada más festivo y más grato en las celebraciones sagradas, exprese su fe y su piedad por el canto” (MS 16). La función ministerial del canto. La razón de ser de la música en la celebración cristiana le viene de la celebración misma y de la comunidad celebrante. La música y el canto tienen dos puntos de referencias: el ritmo litúrgico y la comunidad celebrante. El canto sirve “ministerialmente” al rito celebrado por la comunidad. El canto, sacramento. Dentro de la celebración, el canto y la música se convierten en un signo eficaz, en un sacramento del acontecimiento interior. Dios habla y la comunidad responde con fe y con actitudes de alabanza; se encuentran en comunión interior. El canto es un verdadero “sacramento”, que no sólo expresa los sentimientos íntimos, sino que los realiza y los hace acontecimiento.

Con esto para expresar que fue muy bien recibida la conferencia, y también mucho el aprendizaje para los coros de nuestra Diócesis de las comunidades Hispanas. De aquí nació el deseo de hacer una segunda conferencia taller para poder dar continuación a este espacio de formación que tanto necesitamos todos en la Iglesia, que podamos conocer y así poder responder adecuadamente a las necesidades nuestra Iglesia local, la Diócesis de Kansas City y San José.

Padre Andrés Moren,  Parroquia de San Antonio Kansas City.

Tags: 

Monday
September 24, 2018
Newspaper of the Diocese of Kansas City ~ St. Joseph